• Parte del equipo de SM2byPlexus, socios de Turistec, ha participado en el desarrollo de la aplicación que desde esta semana ya está operativa en Baleares. El archipiélago es la séptima comunidad en incorporar su utilización, y la primera desde que el gobierno central autorizara el uso en España.

Tras unas semanas dedicadas a integrarla en los sistemas de salud de cada CCAA, la aplicación RadarCovid llega a Baleares y ya está disponible también en Andalucía, Cantabria, Aragón, Canarias, Extremadura y Castilla y León. En un tiempo realmente récord para desarrollos tan complejos como este, el rastreador de contagios es una realidad gracias a Plexus Tech y la participación del equipo de SM2byPlexus. La herramienta tecnológica al servicio de la salud dispone ya de la autorización plena del gobierno español para realizar su función, que es totalmente voluntaria y anónima, según sus creadores y las autoridades sanitarias.

¿Cómo funciona?

Tal y como recogía el pasado día 22 el diario Última Horacada vez que se diagnostique un positivo por Covid, se dará un código a cada persona para que se pueda alertar a los contactos de riesgo que haya tenido en los últimos siete días, a través de la aplicación. Quien reciba una alerta no sabrá cuál de sus contactos se ha contagiado”.

El gerente de la Fundación Bit explicaba al periódico que el método es totalmente anónimo: ni la administración ni los usuarios pueden almacenar datos ni relacionarlos con los teléfonos que los han generado. Según Álvaro Medina, cada usuario almacena sus contactos en su dispositivo, y no salen de ahí, asegurando que “los responsables sanitarios no podrán usar los datos para hacer el camino inverso: localizar los contagios”. El uso (totalmente voluntario) implica que, ante una alerta de contagio de riesgo, es la app la que indica al usuario qué pasos dar.

Este ‘asesoramiento personalizado’, según la misma fuente y en base a los estudios preliminares, podría detectar hasta un 60 por ciento de contagios, mientras que otras fuentes lo reducen has un 15 y un 20%.

Aunque de momento se han contabilizado más de dos millones de descargas, el gobierno central (que acaba de validar y autorizar su uso oficial) considera que la app necesita el 25% de penetración para ser viable, cifra que debería llegar al 60% (28 millones de españoles utilizándola) para que sea efectiva en opinión de los expertos.