Todas las consideraciones sobre los ritmos establecidos en las organizaciones para sus dinámicas de gestión, e incluso ejecución de proyectos, se han volatizado. Es una de las consecuencias directas de la pandemia y, más aún, de las incertidumbres que genera. Y por ese motivo, porque lo que razonablemente establecido hasta la fecha (con más o menos acierto) ya no nos sirve, ha llegado el momento de replantearse los objetivos y prioridades.

Turistec ha perseguido siempre los beneficios de la clusterización de manera tal vez sosegada, aunque no por ello relajada, trabajando en el proyecto colectivo de forma metódica y sin presiones innecesarias. Cada socio tiene la autonomía suficiente para decidir de qué manera quiere involucrarse, y el clúster la capacidad de componer en cada momento el puzle con las piezas dispuestas a participar… Proyectos, eventos, encuentros de networking, seminarios y otras acciones son propuestas que siempre han estado sobre la mesa, y a las que las empresas han acudido en función de sus propios intereses y/o necesidades.

Entre enero y marzo de este año tuvieron la ocasión de organizar la expedición anual a Fitur con los coexpositores que decidieron acompañarnos; participaron en el ebook de tendencias en la actividad turística promovido por la Plataforma Tecnológica del Turismo -Thinktur e ITH; celebraron la jornada sobre financiación de la innovación con el CDTI; se acercaron a los  estudiantes de la Escuela de Turismo Felipe Moreno y renovaron el compromiso con los de la Facultad de Turismo de la universidad balear. Les dio tiempo a incorporar a nuevos asociados y a celebrar el noveno Knowing for Growing de Turistec, con IBM y sus perspectivas cloud en el sector turismo. Pero el décimo, previsto con Vodafone Business, tuvo que cancelarse dos días antes del estado de alarma decretado por el gobierno. Había empezado la crisis del Covid-19.

That was then but this is now

La contingencia sanitaria y todas sus repercusiones socioeconómicas inyectaron en marzo una urgencia para replantear la operativa de Turistec que, ahora, están dispuestos a convertir en una nueva dinámica. Un ritmo en el que tenga cabida la agenda prevista para el resto del 2020, junto a otras acciones que, si en algún momento cabe impulsar (en algunos casos reimpulsar), es precisamente este. Los británicos lo definen muy bien en esa expresión tan aplicable a la situación actual: eso era antes, pero esto es ahora.

El clúster ha apostado por mantener los últimos meses la interlocución con la administración y toda aquella entidad que pudiera mediar, informar o actuar en la recomposición de la actividad de las empresas y plantillas a las que representamos. Y la tarea de divulgar y darle visibilidad a las diferentes acciones organizadas por los socios, ha tenido una respuesta realmente implicada en la superación de las semanas más críticas.

Fruto de esta excepcional experiencia es el refuerzo del compromiso colectivo y el impulso definitivo a todas las ventajas que, para el mercado, supone el mapa de tecnología para el turismo que hoy te presentamos.

En Turistec se sienten como nunca actores necesarios para el futuro del turismo, con un potencial y un catálogo de productos/soluciones realistas ya validadas indiscutible en su aportación de valor al mercado. Con esta oferta colectiva que han amparado en el Customer Journey del cliente turístico, su ciclo desde que decide viajar hasta que comparte la experiencia, creen estar en condiciones de presentarse ante cualquier demandante del sector privado o público que quiera desarrollar proyectos de tecnología. Su gran ventaja competitiva y diferencial es la transversalidad de la innovación que se aplica en Turistec y en todas y cada una de las empresas, entidades, organismos y profesionales que forman parte del clúster.

No pierden de vista el pasado reciente y el momento actual, pero ponen rumbo al día de mañana que entre todos tendremos que construir. Y lo quieren hacer en cabeza, liderando propuestas e iniciativas de reactivación. Para Turistec también comienza un viaje diferente