La Comisión Europea esta impulsando la creación de un marco jurídico sobre la inteligencia artificial  que abordará una serie de normas referentes a los riegos específicos que plantean los sistemas de inteligencia artificial  y que se aplicara de la misma forma en todos los estados miembros.

Todos los sistemas de inteligencia artificial deberán ser sometidos a un análisis de riesgo, y aquellos que supongan una clara amenaza para las personas serán prohibidos.

El Reglamento de inteligencia artificial propuesto abarca las tecnologías de inteligencia artificial empleadas en infraestructuras críticas, que puedan poner en peligro  la salud, la formación educativa o profesional, etc..

Todos los sistemas deberán pasar profundos análisis antes de comercializarse, y deberán someterse a estrictos procedimientos de evaluación y mitigación de riesgos . Especial consideración tendr´n los sistemas de reconocimiento biométrico remoto, cuyo uso solo estará autorizado por un órgano judicial  u otro organismo independiente.

Asimismo la Comisión Europea delega en las autoridades nacionales la vigilancia de la aplicación de las nuevas normas y será un Comité Europeo de inteligencia a artificial el que impulse la creación de dichas  normas.